miércoles, 18 de enero de 2017

Los huevos del fiscal y la tortilla constitucional


Por: Javier Coria. Fotos: Francesc Sans.

El juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, deja en libertad con cargos y sin pasaporte, al concejal de la CUP, Joan Coma, imputado por delito de incitación a la sedición por decir en un pleno municipal del ayuntamiento de Vic: “para hacer una tortilla primero hay que romper los huevos”.

LOS HECHOS

La denuncia se presentó ante la Guardia Civil por el personajoide Josep Anglada, exlíder de la ultraderechista y xenófoba Plataforma per Catalunya, que además se presentó como acusación particular. Partido que, por cierto, fue absuelto por delito de odio racial por repartir pasquines xenófobos en las elecciones municipales de 2007, absuelto por la misma justicia que ahora quiere juzgar la utilización de una metáfora. La detención se produjo porque el edil de la CUP en el ayuntamiento de Vic (Barcelona), Joan Coma Roura, se negó a acudir a declarar a la Audiencia Nacional, por lo menos esto es lo que nos quieren hacer creer, pero no olvidemos que la denuncia es por ejercer el derecho a la libre expresión de un cargo electo en un Pleno Municipal, en 2015, donde utilizó la frase hecha: “Per fer una truita primer cal trencar els ous” (para hacer una tortilla primero hay que romper los huevos), que para muchos es una forma de decir que todo empeño necesita de esfuerzo y sacrificio. De aquí se inició todo un proceso, nada más y nada menos, que por delito de incitación a la sedición. El trasfondo es que en dicho pleno se debatió la moción independentista aprobada por mayoría en el Parlament de Catalunya, además en el pleno municipal también se aprobó la moción que declaraba personas non gratas en Vic a Felpe VI y la Casa Real. Quizás, y sólo digo quizás, con el proceso a Joan Coma se quiere castigar y dar un aviso a navegantes por tamaña osadía y desafuero de los munícipes.

UN JUEZ MUY PARTICULAR

La Audiencia Nacional, para los que ya peinamos canas, nos recuerda mucho con estas actuaciones al franquista Tribunal de Orden Público, de hecho es una institución heredada de aquella. Y esto me lleva a recordar que el magistrado de dicho Tribunal que está juzgando el caso de Joan Coma es Ismael Moreno Chamarro, que para más inri tiene un pasado de policía franquista.

En su currículum está el archivo de la causa de los vuelos ilegales de la CIA llevando presos a Guantánamo. La Liga Española Pro-Derechos Humanos lo denunció ante el Consejo del Poder Judicial por, según dicha organización, la falta de celo e interés en investigar la muerte del ciudadano español Baby Hamday Buyema, acaecida en 2010 durante los disturbios en el “Campamento de la Dignidad”, en El Aaiún (Sáhara Occidental). Años antes, en 1995, archivó la querella contra “La Caixa” por las primas únicas. En el Caso de Falange y Tradición, pese a la condena, los encausados evitaron la cárcel al no considerar, dicho magistrado, que los sabotajes probados y amenazas (entre los años 2008/2009)  llevados a cabo por esta organización fascista, fueran delitos de terrorismo, además de no considerarlos una organización delictiva. En el conocido caso de Sogecable (1997), el exjuez Joaquín Navarro acusó de prevaricación a Ismael Moreno por aceptar la recusación del juez instructor del caso, Javier Gómez de Liaño. Y así podíamos seguir con el caso Noós, etc., pero últimamente, en estas ansias de agradar a los jefes, Ismael Moreno salió a la palestra por la detención, con prisión incondicional sin fianza, de los titiriteros por una representación consideradas “enaltecimiento del terrorismo” porque una marioneta exhibía una pancarta con el lema: “Gora Alka-ETA”, en el contexto de una parodia, Me dicen que Alka en vasco no significa nada, pero quizás en un juego de palabras, podría hacer referencia a Gora alkatea, que significa “Viva el alcalde”. La confusión, dentro de la obra, viene dada porque uno de los personajes escribe mal la pancarta, que parece decir “Viva (Gora) Al Qaeda-ETA”, por lo que otro personaje se desmaya.  En rigor, y para completar el esperpento, quienes debieron ser juzgadas son las marionetas.

Nota para los que estén leyendo esto desde otros países: No, no nos hemos vuelto locos en España, estas son las cosas que estamos sufriendo durante el gobierno del PP, y antes y con otras cosas con el del PSOE, que todo hay que decirlo. Discusiones semánticas que pueden dar, y de hecho han dado, con personas ante los juzgados o las cárceles.

A todo esto, decir que en el caso citado de los titiriteros, la Asociación Libre de Abogados presentó una querella en la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo para que se investigara la actuación del magistrado Ismael Moreno en este caso. Según dicha asociación, la prisión provisional sin fianza era injusta y carente de justificación, y añadieron que el juez desconocía los hechos y no había  revisado por completo la representación. Lo más rocambolesco es que en sede judicial se registró la declaración de varios testigos que aseguraron que la obra fue declamada en idioma esperanto, información recogida por la Cadena Ser en nota firmada por Alfonso Ojea, con fecha 21 de abril de 2016. Pero volviendo al caso que nos ocupa, no se pierdan lo que sigue.


EL FISCAL O EL DIÁLOGO DE LOS HERMANOS MARX

¡Y también dos huevos duros!, que decía Chico Marx en la película “Una noche en la ópera". Todo este despropósito digno de aparecer en el “Celtiberia Show” del desaparecido Luis Carandell,  nos serviría para echar unas risas si no fuera porque el dinero público, con las penurias que hay en la administración de justicia, se emplea en estas astracanadas o en elaborar informes falsos y demás artimañas del albañal conocido como “las cloacas del Estado”. El fiscal, que si alguna vez decide dar un nuevo rumbo a su vida profesional, siempre puede probar suerte como guionista del Club de la Comedia, se llama Vicente González Mota. Aquí les dejo parte de la transcripción del absurdo interrogatorio que se dio en sede judicial:

Fiscal: “En su intervención –en el pleno- usted llamó a que “per fer una truita primer cal trencar els ous”.

Coma: “Sí”.

Fiscal: “¿Qué significa esa frase?”

Joan Coma se queda perplejo y dudando mira al fiscal que le reitera:

Fiscal: “¿En qué sentido lo decía, qué quería decir? ¿Me lo puede explicar?

Coma: “Es una expresión muy catalana, digamos, que dice que para conseguir alguna cosa a veces, no sé, hay que romper los huevos, que se tiene que ir más allá para superar una situación injusta”.

Fiscal: “¿Y en esa rotura significa el uso de la fuerza?”

Coma: “Nunca, nunca he defendido la violencia”.

Fiscal: “No, no, digo en la expresión… ¿No significa que hay que utilizar la fuerza?, los huevos no se rompen solos, hay que tomar medidas para que se rompan”.

Coma: “No, es una metáfora”.

Fiscal: “¿La metáfora implica o no el uso de la fuerza?

Coma: “No, no”.

Fiscal: “En este caso… ¿la tortilla es el marco constitucional español? ¿Es el marco constitucional catalán? ¿Qué es? ¿Qué es esa metáfora?

Coma: “Queremos ejercer el derecho de autodeterminación y entendemos que “romper los huevos” es, si se nos impide, hacer todo lo posible de manera democrática y pacífica para poder ejercer ese derecho”.

Fiscal: “¿Es romper el marco constitucional español si no les permiten ejercer ese derecho?”…

Bueno, por vergüenza ajena y porque ya no me aguanto la risa imaginando el “marco constitucional español” convertido en una gran tortilla de patatas - ¿con cebolla o sin ella?, ese es otro gran debate- les dejo con estas perlas, que podrán ver completas en un vídeo que está colgado en Youtube.

Lo grave es que en esta persecución histérica digna del macartismo, de todo lo que huela a independentismo, autodeterminación o simplemente la defensa de un derecho democrático del pueblo de Catalunya, como es votar en un referéndum su futuro, está llegando a unos extremos de verdadera ópera bufa, con aspectos de novela negra, si nos referimos a las famosas escuchas telefónicas en el despacho del ínclito exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que con el exdirector de la Oficina Antifraude de Catalunya, Daniel de Alfonso, presuntamente conspiraron para buscar los trapos sucios, si los hubiera, de dirigentes de ERC y CDC, con aquel ya famoso: “Esto te lo afina la fiscalía”, muestra carpetovetónica de lo que se entiende por estos lares la separación de poderes.

ACTO Y CITA FINAL Y HAGO MUTIS POR EL FORO

Una amiga, devota ella y mujer cabal y no como un servidor, me comenta sobre el particular:

“El fiscal me recuerda esos curas que en el confesionario hilaban fino sobre la casuística de los tocamientos y pensamientos impuros en la confesión antes de la primera comunión, no fuera a darle la hostia consagrada a un neófito de siete años acostumbrado a la concupiscencia, al estupro y al ludibrio. Encima, el pobre fiscal en sus preguntas establece y precisa la dicotomía "institución catalana" e "institución española", cuando según la Constitución, todas las instituciones de las autonomías son españolas, puesto que han sido creadas dentro del marco jurídico del Estado Español. Y creer otra cosa es separatismo. Y el Demóstenes de Vic, una penica lo mal pertrechado que está para la réplica ajustada y airosa. ¡Qué lástima no poder escoger a nuestros inocentes!, que dijo la duquesa de Guermantes al conocer al insignificante Dreyfus, en cuya defensa había invertido tantas energías...”

Nada más que añadir, señorías, bueno sí: “A dios rogando y con el mazo dando”… ¿sería apología de la violencia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario